• 17 FEB 15
    • 0
    La Ortodoncia que no verás, pero está

    La Ortodoncia que no verás, pero está

    ¿Estás preparado para estrenar sonrisa? No hace falta que contestes, sabemos que una sonrisa es la curva más bonita de cualquier persona y queremos ayudarte a que la tuya luzca como nunca.

    La ortodoncia se ha convertido en uno de los tratamientos dentales más habituales. Siempre lo hemos asociado a la infancia o a los más jóvenes, pero muchos adultos, actualmente, deciden alinear sus dientes y arreglar su dentadura. Porque la salud y la apariencia importan. Y porque todos queremos lucir una bonita sonrisa…. ¿o no?

    Los tradicionales brackets son muy efectivos y dan buenos resultados, pero su aspecto causa rechazo, y poco a poco van siendo sustituidos por otros tratamientos más novedosos y ¡por fin! Menos visibles, que corrigen la posición de las piezas dentales de una forma más discreta. Sabemos que aún existe cierta desconfianza… por lo que vamos a contarte más sobre la ortodoncia invisible o Invisalign. ¿Sabes qué es? ¿Qué ventajas tiene? ¡Te las contamos!

    Más de 2,5 millones de personas de todo el mundo ya lo han descubierto. Invisalign es cómodo, transparente y extraíble, por lo que apenas interfiere en la vida cotidiana. La ortodoncia invisible endereza los dientes mediante alineadores prácticamente invisibles (que son los que sustituyen a los tradicionales brackets) y extraíbles que se fabrican a la medida de sus dientes para garantizarle una mayor comodidad.

    Los alineadores transparentes se cambian aproximadamente cada dos semanas, sus dientes se irán moviendo de forma gradual, poco a poco y semana tras semana, hasta que estén en la posición final. Estos alineadores se pueden combinar con ataches, dispositivos de forma geométrica que ayudan a colocar el diente en la posición correcta, cuando es necesario un extra además del alineador transparente. Los ataches tienen un color idéntico al del diente y son impercentibles a la vista.

     

    ¿Ventajas?

    La primera y más evidente es que nadie notará que llevas puesta la ortodoncia. Y al tener la forma exacta de tus dientes, los alineadores transparentes son mucho más cómodos que los brackets.

    A la hora de las comidas, los brackets pueden resultar incómodos, pero las férulas de la ortodoncia invisible son removibles, por lo que no tendrás que privarte de ninguna comida. Basta con retirarlos cuando vayas a comer y volver a colocarlos cuando termines.

    Muchas veces los tratamientos con ortodoncia invisible son mucho más cortos que con los brackets.

    Y si lo que te preocupa es el precio, ven a vernos, te sorprenderá saber que no hay tanta diferencia con la ortodoncia tradicional con brackets.

    Una sonrisa puede cambiarlo todo: tu confianza. Tu aspecto. Tu vida.

     

    ¿A qué esperas para lucir tu nueva sonrisa?

    Deja una respuesta →

Dejar un comentario

Cancelar respuesta

Photostream